viernes, 19 de julio de 2013

Al Padre Valverde le dio por la música y el baile para cautivar a los fieles.


Un católico bien habido, también tiene derecho a divertirse. ¿O no?



No hay comentarios: